toms sko toms sko salg toms sko norge toms sko toms sko salg toms sko Estrategia Shorthanded Sit & Go (shortstack) | Poquer 1, el portal de póquer número 1
aadir en favoritos

Estrategia Shorthanded Sit & Go (shortstack)

Si somos el shorstack en un torneo shorthanded Sit & Go, nuestra prioridad debe ser conseguir más fichas.

Una de las claves en este tipo de torneos será evitar la confrontación cuando estamos en una situación de debilidad. Por supuesto que, si tenemos una gran mano (pares altos o Ax), debemos aprovechar la oportunidad. Pero si nos encontramos en forma permanente en situación 50/50, con nuestras fichas siempre en riesgo, tarde o temprano perderemos. Por lo general, cuando las ciegas están altas y, además, tenemos pocas fichas, lo mejor es tratar de conseguir lo que podamos antes del flop. Dentro de lo posible, subiremos la apuesta siempre que podamos: es mejor ser quien toma la iniciativa que quien debe decidir si ver o no la subida. Subiendo tenemos dos posibilidades de ganar: o todos abandonan, o ven nuestra apuesta, pero en ese caso estamos casi seguros de tener la mejor mano.

Uno de los mejores modos de conseguir fichas es enfocar nuestros ataques en el jugador que está justo por sobre nosotros en stack. No querrá arriesgar sus fichas y estará esperando que alguien más nos saque del juego. Subir la apuesta cuando este jugador está en la ciega grande es una buena manera de hacernos con fichas sin confrontar.

Por el contrario, subir la apuesta cuando el big stack está en la ciega grande puede ser más que peligroso. Si tenemos una gran mano querremos jugarla, pero con manos marginales debemos evitar el ataque del big stack. No solamente porque es quien más probabilidades tiene de eliminarnos con una mano marginal, sino que, aunque ganemos la ronda, no habremos conseguido demasiado, ya que no afectaremos seriamente su stack. Pero en el ejemplo anterior, contra el otro short stack, ganarle fichas lo pondrá en una situación tan difícil como la nuestra.

Un error frecuente que cometen los jugadores con pocas fichas es tomarse mucho tiempo para hacer una jugada. A veces tenemos que tomar grandes decisiones y apostar todo, no porque tengamos las mejores cartas, sino porque es lo mejor que podemos hacer. Supongamos que las ciegas están en 200/400, tenemos 1500 fichas y nos toca actuar primero. Las ciegas tienen 2500 fichas cada uno y el big stack está en el botón con 7000 fichas. En esta situación, o hacemos all-in o abandonamos. Con cualquier mano que tengamos, hay una alta probabilidad de que, si hacemos all-in, todos abandonen. Y, mejor aún, esas fichas que consigamos serán fichas que nuestros rivales ya no tienen en su stack.

Si subimos y nos ven la subida tendremos un 25% de probabilidades de ganar el bote, aún sin conectar en el flop, e incluso más. Cuando estamos heads-up y uno de los dos hace all-in, no hay gran diferencia de probabilidades entre quien tiene la mejor mano y quien tiene la peor. Según las estadísticas del poker, en esa situación la peor mano gana en el 72% de las ocasiones.

Close